Crítica de Laberinto del Fauno (2006)

Dirigido por Guillermo del Toro, el hombre responsable de películas como Hellboy y Pacific Rim, El Laberinto del Fauno es un cuento oscuro pero intrigante que transcurre durante la España de la postguerra. La película cuenta la historia de Ofelia (Ivana Baquero en su primer papel) como ella se ve forzada a mudarse a las montañas con su madre embarazada para vivir con su padrastro, el Capitán Vidal (Sergi López, Potiche, Harry, un amigo que os quiere) quien está intentando descubrir a tropas rebeldes y sacarles de fuera de sus escondites. Pero aquí, Ofelia encuentra el laberinto, una vieja ruina que está vigilada por el Fauno (Doug Jones, Hellboy, Los 4 Fantásticos y Silver Surfer, y con la voz de Pablo Adán) quien le dice a Ofelia que ella es una princesa de un reino subterráneo, y que para recibir su herencia, ella necesita hacer tres tareas.

Ofelia y El Fauno

Ofelia y El Fauno

El estilo de la película es único, un cuento de hadas siniestro que está perfectamente mezclado con la dura realidad. Las interpretaciones majestuosas del reparto  y también la banda sonora escalofriante por el compositor Javier Navarrete apoyan este magnífico trabajo. El aspecto más cautivador es el ambiente de fantasía creado por del Toro. El mundo subterráneo se siente como una parte natural de la tierra, y a la vez, más realista que la severa realidad de la España del siglo XX. Aquí es donde el realismo mágico es lo más poderoso, un estilo usado frecuentemente por los artistas latinoamericanos. Involucra la mezcla de verdad con fantasía, pero en este caso es más literal, y es perfecto para el objetivo de Guillermo del Toro. Los efectos especiales tradicionales se complementan con la escasa utilización de imagines generadas por ordenador, que añade temor al laberinto.

Baquero da una inocencia fresca al papel, pero no hasta el punto de que cuando ella es totalmente ingenua. Vemos el mundo por los ojos de Ofelia, y por lo tanto, ella es el personaje con más tiempo en la pantalla. Aunque, diferente de otros actores jóvenes, Baquero puede con las dificultades muy bien, y tanto mantener su nivel de interpretación como el resto de los actores. Lo que López complementa, quien es la personificación de la maldad.  López presenta a Vidal como a un hombre cruel, que se divierte con el poder de torturar y matar  a los rebeldes bajo las órdenes de Franco. Me recordó, de una manera, al Cazador de Judíos (el personaje de Christoph Waltz) en la película de Malditos Bastardos, ya que ellos tienen tendencias de este tipo de personas sádicas que se  pueden desarrollar bajo la sombra de las dictaduras.

Sin embargo, las dos figuras más memorables son el Fauno y el Hombre Pálido. Jones presta su coreografía a ambos, pero para resultados diferentes: el Hombre Pálido es una criatura que viene en las pesadillas, mientras que el Fauno es sabio e imponente. Los dos tienen movimientos bruscos, y el contraste del silencio del Hombre Pálido, la voz de Adán para el Fauno añade una majestuosidad etérea al personaje.

El Hombre Pálido

El Hombre Pálido

Es fácil ver porque esta película se compara con Las Crónicas de Narnia: El León, La Bruja y El Armario: una chica joven en una país rasgado por la guerra encuentra un portal a un reino fantástico y se reúne con un fauno. Pero ahí las similitudes terminan. El Laberinto del Fauno es un cuento de hadas siniestro pero cautivador, con un personaje malo, y crea un mundo de fantasía memorable.

Pulse aquí para leer en inglés

5/5 Estrellas

5/5 Estrellas

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s